domingo, 5 de diciembre de 2010

Entrevista breve en El País a Elena Moya, autora de Los olivos de Belchite

De: El País

ENTREVISTA: ELENA MOYA Autora de 'Los olivos de Belchite'
"Como lesbiana y periodista sufro las consecuencias del franquismo"

MERCÈ PÉREZ - Barcelona - 06/12/2010

Elena Moya tiene 40 años. Por tanto, no vivió la etapa más negra del franquismo. Pero sí los coletazos de sus imposiciones que aún perduran. "Porque 40 años de dictadura y 400 de Iglesia católica pesan y mucho, incluso a los jóvenes ateos", explica. La sombra del pasado es alargada y de ello trata su primera novela, Los olivos de Belchite (Suma, en castellano y catalán), que llega tras cosechar buenas críticas en su versión en inglés. La historia, en Cataluña y el Reino Unido, transcurre entre los resquicios aún no resueltos de la dictadura y batallas financieras de hoy. Una novela que enlaza relaciones amorosas con la fragilidad del sistema democrático. La protagonizan tres mujeres de una familia cuyo destino engarza con las heridas abiertas de las dos Españas. "De la Guerra Civil me interesaba retratar sus consecuencias hoy, quizá por los 15 años que llevo fuera. En España tenemos una babydemocracia: hay enchufismo y nepotismo. El país está en manos de 20 familias y Cataluña, de 10. Aquí se acaba tu vida profesional si te quedas embarazada... No son síntomas de una democracia establecida", relata. Y lo dice con acento inglés porque, aunque Moya se crió en Tarragona, vive en Londres y trabaja en The Guardian.

Tras cuatro años de recopilar testimonios, aunar vivencias y un curso de escritura creativa, salió la novela. "Leí mucho. Los hijos muertos, de Ana María Matute me dio pesadillas una semana. Pregunté a mis padres, viajé por el Ebro y fui a Belchite". Moya habló con enfermeras inglesas voluntarias en 1936 y brigadistas.

En la obra se aborda también la homosexualidad femenina. "Ave María Purísima... El demonio se ha asentado entre nosotros", le espetan a una mujer del relato cuando hace pública su tendencia. "Los prejuicios de la educación cristiana están aún muy presentes. Dime una lesbiana que esté en el poder en el mundo de las artes, de la política o de la empresa. Como mujer, lesbiana y periodista he sufrido el franquismo, sus consecuencias", explica. La bomba de relojería la pone una subtrama del Opus Dei; Moya conoce la organización ya que estudió en la Universidad de Navarra: "Tenía compañeros de 20 años que llevaban cilicios y eran numerarios. El Opus manipula y roba a los hijos".

En Los olivos de Belchite también hay negocios en el palco del Camp Nou, boicoteo a productos catalanes y toros prohibidos en Cataluña. "Si hay un millón de personas en la calle significa que el problema Cataluña-España no está resuelto".

Los personajes de Moya han recibido los elogios de Paul Preston. "La novela de Moya es un milagro", escribió el historiador. Así que ya trabaja en la continuación.
Related Posts with Thumbnails