miércoles, 22 de septiembre de 2010

Una vez más leemos la frase "todos los partidos, salvo el PP"

foto
¿Cómo puede ser tan terco un partido político? Vez tras vez es el PP que, enfrentado con la posibilidad de "romper su cordón umbilical con el franquismo" (en palabras de Josep Nuet, y muchos otros), se niega a apoyar iniciativas y mociones, agarrando con todas sus fuerzas las reliquias de la dictadura. Hoy, todos los partidos menos el PP han instado al Gobierno a hacer del Valle de los Caídos un verdadero lugar de memoria, no el lugar de amnesia que ha sido por tantos años. Para leer más, pinchar en uno de los enlaces de abajo:
No hay ninguna razón lógica que el PP no pueda o deba apoyar esta moción; sin embargo, una vez más, como magos, los "populares" han sacado de la nada un motivo de desacuerdo: supuestamente, temen que exista una agenda oculta que busca cerrar la abadía dentro del mausoleo. Otro comentario que han hecho es que el sitio es uno de los más visitados de España. Pero ¿por parte de quién? Creo que hay más turistas que lo visitan que españoles. Y allí entendemos un poco mejor lo que los "peperos" ven como el problema real: si se convierte el Valle de los Caídos en un centro de la memoria, entonces los miles de turistas que visitan el monumento por fin sabrán qué es, de parte de quién se construyó, quién está dignamente enterrado allí (y quienes no). Y el resto de España también.

Está claro que el PP está interesado en proteger el legado ligado al monumento -- si se cambia o se altera la función primaria del lugar, luego también habrá que resolver el problema de qué hacer con las tumbas de Franco y Primo de Rivera. ¿Por qué debe permanecer el Valle de los Caídos "intocable" (como algunos piensan que debe suceder con la Constitución)? Podría ser, con un acuerdo entre todos los partidos principales, un verdadero lugar de la memoria -- un lugar donde aprender de e interpretar el pasado franquista, en vez de un sitio donde esconder y protegerlo.

Nota final en inglés: The PP as holdout is starting to remind me of certain other political parties in the U.S., who, long before a motion is even officially put forth, make a blanket decision not to support it. This is done on purely ideological grounds. There is no interest in dialogue or debate -- if the issue is brought forth by the opposing party, then it's a "no-go." It is so difficult to have anything but a cynical view of politics when this is what politics means. As for the PP....I say I do not understand their logic, or their rationale for rejecting this proposal. But really, I do. It is so apparent that they have decided long ago that anything having to do with historical memory is a negative for their party's future. Instead, they prefer to crow on and on about the "unity" of Spain, while doing their very best to ensure that Spain remains as divided as possible about the civil war and Francoism. 
Related Posts with Thumbnails