sábado, 28 de agosto de 2010

Los restos del primer represalidado identificado por ADN en Andalucía, entregados a sus nietas

De: El dia.es
28 de agosto de 2010
Entregan los restos del primer represaliado identificado en Andalucía

Córdoba, EFE Los restos mortales de Antonio Manuel Palma Moreno, primer represaliado de la Guerra Civil identificado por ADN en Andalucía, han sido entregados hoy a dos de sus nietas en el cementerio de Aguilar de la Frontera (Córdoba) por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de la localidad (Aremehisa).

La devolución a los familiares se ha realizado mediante un acto público celebrado en el cementerio donde posteriormente, de manera íntima, se ha procedido a su enterramiento junto a su viuda, Carmen Reina, que ha contado con la asistencia de miembros de la asociación y de medio centenar de ciudadanos de la localidad.

Los restos, entregados en una caja de madera cubierta por una bandera republicana, han sido entregados por Manuela Molina, una anciana del municipio que supera los noventa años y fue testigo de los "fusilamientos" que se realizaban en Aguilar junto al cementerio.

Manuel Palma, como al parecer era conocido este primer "reconocido" en Andalucía, falleció "a punta de pistola" hace 74 años en la localidad cordobesa víctima de la represión de la Guerra Civil Española, según Rafael Espino, presidente de Aremehisa, la asociación para recuperación de la memoria histórica en esta localidad.

Una de las nietas de Palma, Antoñita Palma Muñoz, ha manifestado emocionada que "hoy es un día muy especial" puesto que "es un orgullo poder hacer algo por mi abuela" a la que sí conocieron y que "tantos años habló de su marido".

El equipo que ha participado en las labores de exhumación e identificación ha reunido los restos "de todo el cuerpo", que medía 1,72 centímetros y tenía "rasgos evidentes" de haber sufrido un disparo "a quemarropa por la espalda", según aseguró el presidente de Aremehisa.

Manuel Palma, nacido el 23 de agosto de 1908 en Aguilar de la Frontera en el seno de una familia campesina, fue "asesinado" el 24 de julio de 1936 y destacó por su participación durante el servicio militar en la "guerra de Marruecos", por la que fue condecorado.

Su familia, mujer con tres hijos -dos hembras y un varón de tres años- tardó dos días en conocer "cómo y dónde se encontraba su cuerpo", que fue hallado "debajo de una higuera", según un comunicado leído por miembros de Aremehisa en el transcurso del acto.

"Su asesinato fue el segundo documentado en la localidad durante la Guerra Civil", según esa misma semblanza realizada en el cementerio de Aguilar y que ha estado acompañada por música de la banda sonora de la película "La lista de Schindler".

Las labores de exhumación del cuerpo, que comenzaron el pasado 3 de mayo, se han realizado en la fosa número 50 inscrita en el cementerio, lugar en el que se encontraba junto a otros cuatro cuerpos entre los que había dos mujeres, un niño de tres años víctima de "un bombardeo" y otro de un varón, todos sin identificar, según explicó Espino.

La familia de Palma "siempre supo que estaba ahí", aunque no conocía la identidad exacta del cuerpo, algo que "definitivamente sí se ha llevado a cabo", aclaró Espino.

La provincia de Córdoba cuenta con "unas 12.000 muertos sin identificar" en fosas comunes, concluyó el presidente de Aremehisa.
Related Posts with Thumbnails